relatos
Criticar mis defectos no va a disminuir los tuyos
ANONIMO

me recibes, cambio!

llévate esta pagina!

QR-Code dieser Seite

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La herencia Von Schultz

Dimitri Gashanick cierra la puerta de su flamante Ferrari negro. El malcarado rufián ruso baja la ventanilla de su 1500 caballos y te dirige unas palabras.

Hay más escoria como usted mejor preparada para esto. En cambio el mundo las perdería en éste maldito cementerio. Investigue, perro. Si encuentra la herencia del jodido alemán estaré afuera esperándole. Pero tenga cuidado. Su último propietario fue John Durbin, futbolista del Leeds United quien vendió la casa al día siguiente de haber pagado por ella más de 10 millones de €uros.

El ferrari desplaza su tela y se convierte en un descapotable que se pierde por el vasto camino de entrada a la finca. La vista de la mansión es escalofriante. Un montón de balcones en el primer piso cuyas ventanas abiertas dejan ver sus cortinas captan la atención del que mira.

El escudo medieval de tonos oscuros-con el martillo y la maza, símbolos de la familia alemana grabadas en cincel- se sitúa sobre el duro portón de madera maciza justo debajo de los balcones.

Un frío viento hace que las cortinas negras del despacho, situado en el primer piso, asomen por el balcón...